Un gobierno corporativo para tiempos de cambio

jueves, noviembre 8, 2018 0 No tags Permalink 5

Encaramos ya el final del año y comenzamos a preparar la agenda del que viene, en el que las empresas tendremos que incluir cuestiones más allá de lo puramente financiero. Ahora que actuamos en ámbitos globales, muy diferentes y dinámicos, creo que es importante seguir trabajando para que de verdad contemos en nuestras empresas con un gobierno corporativo exigente.

Y es que, con todas las dificultades, el gobierno corporativo es una garantía equivalente a los controles y equilibrios de los países democráticos para evitar la concentración de poder y los riesgos. Es el órgano de defensa de todos los que forman parte de la empresa, más allá de la cuenta de resultados. Es importante el seguimiento y control que realiza del negocio, pero no podemos olvidar su función de complemento: incorpora una visión más amplia a la estrategia, en la que hay más stakeholders (no solo los puramente comerciales o accionistas), más valor (también el de los intangibles de la empresa) y una perspectiva de largo plazo.

En los últimos años se ha avanzado mucho en la regulación del gobierno de las empresas y existe un mayor conocimiento de buenas prácticas a nivel internacional. Sin embargo, sigue siendo conveniente recordar la importancia de que el consejo de administración se tome el tiempo de revisar las principales políticas de la compañía para que, además de los temas financieros, las cuestiones relativas a las personas y la comunicación adopten un papel protagonista.

A través de un grupo de gente diversa, con visiones complementarias, eliminando sesgos y utilizando también las herramientas que están a nuestra disposición (data analytics, IA…) seremos capaces de alcanzar una inteligencia colectiva y una visión de la empresa en su conjunto que permita tomar mejores decisiones.

En estos tiempos de cambios de paradigma y fuerte transformación, tenemos que recuperar nuestro alineamiento con la sociedad y comprometernos para crear, en palabras mi colega Colm Kelly, un “propósito común” para la Smart Society. A los individuos les corresponde una gran responsabilidad, pero también es el turno de las empresas de ser más éticas y de los gobiernos, de estar más preparados para la realidad en la que vivimos.

Imagen: Duke Athletics.

5

Aun no hay comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies