Humano 5.0

viernes, enero 31, 2020 1 No tags Permalink 0

En diciembre publicamos en Relathia el Informe de Tendencias Tecnológicas de 2019 en el que realizamos una fotografía global de lo que ha sido realmente determinante en el progreso tecnológico del pasado año. 

Nos enfrentamos a una nueva etapa en la que las personas hemos pasado de utilizar y disfrutar la infraestructura a formar parte de ella. Lo que nos exige una mayor cualificación y habilidades para sacar el máximo provecho de esa infraestructura.

Si queremos estar realmente en el centro de la tecnología tenemos que convertirnos en humanos 5.0, a la altura de los desarrollos que nosotros mismos hemos generado y no como meras piezas al servicio de los que están involucrados. 

El reto es ser un humano con la inteligencia necesaria para gobernar los tiempos que hemos provocado a través, entre otros, de nuevas instituciones, para poder estar a la altura de esta revolución, que no es solo cosa de unos pocos, sino de la sociedad en su conjunto.

De nosotros dependerá que sea la persona el centro del sistema y pueda estar a la altura de nuestros propios desarrollos, o sea un humano al servicio de otros. 

 

Arrancamos los años veinte del S.XXI

 

 

 

 

0
1 Comment
  • Angel
    mayo 28, 2020

    Hola Elena,

    Estaba pensando en que el humano 4.0 debía ser el de la 4ª revolución industrial, el de la AI y la automatización, pero pensé en que en la era post covid-19 el ser humano iba a cambiar considerablemente y me surgió la idea del humano 5.0.

    Mi sorpresa fue encontrarme con este post tuyo de enero que me parece muy acertado desde el punto de vista tecnológico. El humano 5.0 formará parte de la infraestructura tecnológica.

    Te invitaría a seguir profundizando en las características del humano 5.0 no sólo tecnológica, sino también sociales, económicas y humanas.

    Yo creo que el humano post-covid.19 efectivamente estará integrado en la plataforma tecnológica, tremendamente más digitalizado, pero también creo que estará mucho más tiempo sentado, probablemente con más sobrepeso, mayoritariamente teletrabajando, más ahorradores y con dificultad para separar la vida laboral de la personal.
    Y todo esto también son múltiples oportunidades para algunos sectores (mascarillas personalizadas, moda exclusiva de cintura para arriba, productos de ahorro para teletrabajadores, etc…).

    Abriré hilo en Linkedin para ver qué características adicionales tendrá el ser humano 5.0.

    Un saludo.
    Angel

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Utilizamos cookies para garantizarte la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continuas navegando, aceptas el uso de cookies. Puedes saber más sobre su funcionamiento y cómo desactivarlas en nuestra
Política de Cookies.